Anubis

Anubis es uno de los dioses más antiguos de la mitología egipcia. Es, además, el patrón de este Santuario, por lo que consideramos interesante conocer a esta deidad un poco más en profundidad, pues en realidad no sólo tiene connotaciones oscuras o negativas, sino que posee otras muchas facetas desconocidas para la mayoría de la gente.

Destacando su carácter eminentemente funerario, fue considerado el dios de los muertos y señor de la Duat hasta la llegada de Osiris, momento a partir del cual quedó relegado a un segundo plano y, junto con Horus, pasó a ser el vigilante de los difuntos durante los Juicios de Osiris, encargándose de la balanza donde se pesaban los corazones para determinar su destino final.

Es también considerado el dios de la momificación y, en cierto modo, de la sanación, por ser quien recompuso un cuerpo entero uniendo todos sus fragmentos y lo embalsamó, elaborando la primera momia de Egipto. Es menos conocida, pero muy interesante si se trabaja con ella, su faceta de psicopompo al encargarse de guiar las almas de los fallecidos en su camino en el más allá, así como la de guía y protector de sus devotos.

Mitología

El origen de Anubis no es del todo conocido, pues en los textos antiguos no se le atribuye padre ni madre. Posteriormente se le reconoce como el hijo fruto del adulterio de Neftis y Osiris, quien engendró a Anubis al confundirla con su esposa Isis por hallarse bajo estado de embriaguez. Otros relatos afirman que Neftis se disfrazó de Isis y Osiris, confundiéndola con su esposa, lo engendró. Al enterarse de su nacimiento, Seth, esposo de Neftis, decide asesinarlo, pero ésta entregó el niño a Isis, su hermana y esposa de Osiris, quien lo protegió y lo crió a escondidas de su tío. 

En otras versiones aparece como hijo de Seth y Neftis y en la síntesis solar aparece a veces como hijo de Ra y Neftis. Por parte de madre, a veces se considera hijo de la vaca Hesat o de la diosa Bastet.

Anubis tiene un papel de especial importancia en el mito de la muerte y resurrección de Osiris, en el cual realizó la primera momificación de Egipto.

El mito narra la relación entre el rey Osiris, y su hermano Set, quien anhelaba apoderarse del trono de Egipto. Uno de los momentos más oscuros del mito se produce cuando Set engaña a su hermano, lo mata y despedaza su cuerpo en catorce trozos, dispersando los fragmentos por todo Egipto con el objetivo de evitar que Isis, la fiel esposa de Osiris, pudiese encontrarlos.

Sin embargo, ayudada y acompañada por su hermana Neftis y su sobrino Anubis, Isis logra recuperar uno por uno los pedazos dispersos de su amado y difunto esposo, excepto el pene, que se perdió debido a que los peces oxirrincos del río Nilo se lo habían comido.

Una vez reunidos los fragmentos, Isis dotó a Osiris de una réplica del órgano mediante el uso de sus poderes y Anubis los vendó uno por uno, juntándolos entre sí y confeccionando una momia: la primera de toda la historia de Egipto.


Una vez recompuesto el cuerpo de Osiris, Isis lo devolvió a la vida mediante su magia y quedó fecundada por su consorte. Fruto de esta unión nació Horus que, al llegar a la madurez, luchó contra su tío Set, vengando la muerte de su padre y recuperando del trono de Egipto.

Una vez devuelto a la vida, Osiris decidió abandonar a su familia y se retiró al más allá, donde a partir de ese momento asume su papel como dios de los muertos, desplazando a Anubis, quien hasta entonces ostentaba dicho cargo.



Representaciones habituales y atributos

Anubis es representado como un hombre con cabeza de chacal sosteniendo el cetro real, o como un chacal negro acostado sobre su vientre. La asociación con el chacal se debe al hábito de estos animales de desenterrar los cadáveres de las tumbas de para alimentarse, pues habitaban los cementarios y lugares abandonados. Ocasionalmente, aparece como un cánido asociado a Isis como su acompañante y guía, papel que seguirá desempeñando cuando el culto a la diosa pase Grecia y Roma.

A pesar de que los chacales en el Antiguo Egipto tenían un pelaje rojizo, Anubis aparece representado en color negro debido a que es el color de la putrefacción de los cuerpos. Otra interpretación hace referencia a que este color simbolizaba la resurrección y la fertilidad debido al color del limo traído por el Nilo cada año, que renovaba la fertilidad de los campos.

Anubis es una deidad con un marcado carácter psicopompo, guiando a las almas hacia el más allá. Este paso para los egipcios era el comienzo de un camino iniciático. En la actualidad, no es extraño que el propio dios se presente a aquellas personas que están en espera de una iniciación.


Como la gran mayoría de los cánidos, se encuentra asociado a la luna llena y podría ser considerado una deidad de los estados liminales: mientras que Neftis representa lo existente bajo tierra, el ocaso, la muerte, lo oscuro y lo oculto, Isis representa a la luz, la vida, el crecimiento y lo visible. Anubis, vinculado a estas diosas, es el punto de unión entre ambos aspectos, gobernando sobre los estados de transición y permitiendo a sus devotos trabajar entre los distintos planos de la existencia.

Lugares de culto

Recibió culto en la ciudad de Cinópolis. Otros lugares de culto fueron Assiut, Menfis y Licópolis.  En la necrópolis de Saqqara también queda patente su culto, al igual que en otras necrópolis, como ocurre con el Anubeion.




Correspondencias y ofrendas

Otros nombres: Yinepu, Anpu, Inpu.
Carácter: Psicopompo. Guía y protector en el mundo espiritual.
Símbolos: Plumas, perros, cuchillos, piel de leopardo
Colores: Dorado y negro.
Animales: Chacal, perros, lobos, cobra.
Inciensos: Mirra.
Fase lunar: Luna llena.
Época del año: En torno a Samhain y en la luna nueva de noviembre.
Ofrendas: Vino, dulces, carnes (salvo cerdo y pescado), natrón, mirra, plumas de avestruz, momias.
Deidades asociadas: Isis, Neftis, Osiris, Wepawet.



Epítetos

El abridor de Caminos

El que abre las puertas de abajo

El que cuenta los Corazones
El que está en la cámara del embalsamamiento
El que está sobre las vendas
El que preside la tienda divina
Señor de la Duat
Señor de la Tierra Sagrada
Señor de las Cavernas
Señor de las Necrópolis
Señor de los Occidentales
Señor de los vendajes
Señor de Nubia







Bibliografía

Egiptología: http://www.egiptologia.org/mitologia/panteon/anubis.htm
Egiptomanía: http://www.egiptomania.com/mitologia/panteon/anubis.htm
National Geographic: http://www.nationalgeographic.com.es/articulo/historia/grandes_reportajes/9188/las_momias_anubis.html
Libro de las Sombras de Nuhmen Delos.
Agradecimientos a Nagash y Gaia Soler por sus aportes.